inicio

Desde Taylor a Laloux, cada cierto tiempo aparecen nuevas teorías organizativas, nuevas formas que se adaptan a las necesidades del momento y del entorno. Cada una de estas formas es como la cara de un diamante, una porción del todo.

Desde mi propia experiencia, todas las teorías apuntan a un mismo lugar, una capacidad innata del ser humano para organizarse y un ecosistema natural que nos va mostrando el camino.

Éste es el viaje que emprendí hace ya unos años, comprender y recuperar la capacidad de las personas de organizarse de manera natural.

¿Me acompañas?